Los ajustes de temperatura ideales para vaporizadores

En temas de consumo de cannabis, el uso de vaporizadores herbales se ha popularizado, no solo por practicidad, sino por la gran cantidad de beneficios que trae: adquieres todos los componentes positivos de la planta y no consumes los agentes tóxicos que se producen si quemas la hierba; ya hace un tiempo hablamos de este tema, si quieres conocer más, puedes leer nuestro articulo haciendo clic aquí.

Ahora bien, la planta de cannabis contiene diversos compuestos que actúan dentro del sistema que generan la sensación de relajación, ligereza y alegría, o como se le dice popularmente “la traba” o “estar colino”, los más presentes son el Cannabidiol (CBD) y el Tetrahidrocannabidiol (THC), aunque hay más tipos de compuestos presentes como los Terpenos (los cuales se encargan de dar un toque de aroma y sabor).

La cuestión con estos componentes, es que reaccionan y vaporizan a determinadas temperaturas, de esta forma el variar la temperatura te permitirá disfrutar de unos efectos más que de otros, por norma general mientras más baja sea la temperatura se conseguirán los efecto más eufóricos y energéticos y mientras más alta sea la temperatura se conseguirán los efectos más relajantes y tranquilizantes.

Esto quiere decir que la temperatura dependerá de los efectos que quieras conseguir cuando consumes cannabis, aunque se habla de un rango de temperatura en el cual podrás ir experimentando, dicho rango está entre los 157 y los 210 °c.

Generalmente las personas buscan experimentar la sensación de “traba” al consumir cannabis, por lo cual se recomienda temperaturas más altas, entre 200 y 210°c podrás obtener los componentes que te brindaran dicha sensación, hay quienes afirman que si se utiliza una temperatura de 230°c lograras sacar mucho más provecho de tus cogollos, pero estas corriendo el riesgo de producir los patógenos malos ya que estas cerca de la temperatura de combustión de la hierba.

Los efectos más energizantes y calmantes del cannabis se consiguen con bajas temperaturas, por lo cual puedes emplear tus cogollos en estas temperaturas y dar varias caladas al día para aprovechar y acumular estos efectos.

Otro punto importante, es considerar el estado de cogollo, es decir, que tan seco o que tan fresco se encuentra. Un cogollo fresco contiene mucha más humedad, por lo cual vaporizar los cannabinoides será más difícil, mientras que un cogollo seco conseguirás mayor consumo de cannabinoides, pero se gastará más rápido.

Para cada situación existe una solución:

  • Si es muy fresco, puedes secar el brote vaporizándolo a temperaturas bajas (de entre 138°c a 148°c) después de esto, el brote estará lo suficientemente seco como para vaporizar a temperaturas más altas y lograr el efecto deseado.
  • Si esta muy seco deberás usar temperaturas más bajas para evitar que se quemen y combustionen.

Si eres nuevo en esto de vaporizar hierba, lo más recomendable es empezar a vaporizar a temperaturas bajas e irla aumentando progresivamente hasta que encuentres la temperatura que se acomode a lo que estas buscando, recuerda no sobrepasar los 210°c para evitar que se generen los compuestos tóxicos por combustión.

Si quieres conocer que obtendrás al vaporizar a determinada temperatura, puedes consultar la siguiente tabla:

Como verá, vaporizar cannabis es uy beneficioso y encontrar la temperatura ideal es cuestión de tener siempre presente que quieres conseguir, si quieres una sensación energizante prueba temperaturas bajas, y si quieres un gran viaje las temperaturas altas son para ti. Si deseas adquirir un vaporizador herbal, En VaporSoul encontraras los mejores productos, puedes mirar nuestra oferta en nuestra página de vaporizadores herbales  o visitarnos en nuestro local ubicado en el Mall Alpes Plaza local 1014.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *